Cuánto vale una página web en 2018

Te respondo a la pregunta cuánto vale una página web

Ernesto BarrachinaDesarrollo web, Diseño webDeja tu comentario

Cuánto vale una página web en 2018
4.8 (96%) 5 votos

La eterna pregunta que llega a mi formulario de contacto, a la que respondo de forma individual varias veces a la semana, es cuánto vale una página web.

Tras haber contestado en tantas ocasiones a la pregunta, muchas de ellas a lo loco por no disponer de la información previa necesaria, he decidido que ya va siendo hora de dejar de repetirlo. Más que nada por ahorrarme algo de tiempo.

Cuando alguien quiera saber cuánto cuesta una página web solo tendré que enviarle este enlace y de paso me añadiré una visitilla.

Te voy a dar cifras. No obstante, te adelanto que si esperas el precio exacto de tu web, seguramente no encontrarás la respuesta en este artículo. O tal vez sí…, depende…

Depende, de la misma forma en que «dependiendo de lo que necesites de ella», el precio de una página web será uno u otro.

Pero bueno, si tienes prisa y te quieres ir, por unos 700 euros más impuestos puedes contratar una página web bastante digna en Valencia durante 2018.

Aunque te recomiendo que continúes la lectura por si ese no es el tipo de web que estás buscando.

Por fin alguien me dice lo que vale una página web en dinero de una vez por todas Cuéntalo en las redes

¿Cuánto vale una página web?

Vamos a empezar por el principio.

No es lo mismo “lo que vale una página web”, que “lo que cuesta una página web”.

Y dirás… —¡No entiendo! 😳

➡ Pues te lo explico.

Con cualquier cosa que compres, las prestaciones varían su precio de venta

Cuando alguien compra un coche, al precio total del vehículo, que dependerá de sus prestaciones y acabados, deberá añadirle los gastos ocasionados por el seguro anual, los impuestos de matriculación y circulación, entre otros.

Sumándolo todo sabrá cuánto dinero invertir, por lo menos durante el primer año.

Más adelante, tendrá que hacer revisiones y/o mantenimientos periódicos, o incluso alguna mejora; como comprar unas cadenas para la nieve o un remolque.

Todo dependiendo del uso que le vaya a dar.

Con las páginas web pasa lo mismo. Por tanto, al coste de la web debes añadirle alguna cosa más que la página web en sí misma.

Para saber cuánto vale una página web debes valorar que cuantas más prestaciones, más cara resultará

Como pasa con los coches, en general una web cuesta más o menos dependiendo de sus prestaciones.

Por eso encontrarás precios de base tan dispares: entre 150 € y 1.200 €.

➡ A los que deberás añadir otro tipo de gastos.

Gastos iniciales que ocasiona una página web

Cuando decidas contratar una página web, además de pagar el precio de la web que ya sabes que es variable, necesitarás un dominio para acceder a ella y un hosting donde almacenar sus archivos.

NOTA: Desde el 25 de Mayo de 2018, es necesario adaptar todos los blogs y paginas web a la normativa RGPD, con lo que debes contar con un gasto añadido a este presupuesto inicial.

A lo que vale una página web web debes añadir otros gastos iniciales

El dominio, tupaginaweb.es, tupaginaweb.com o tupaginaweb punto lo que sea, te va a costar entre 10 y 15 euros al año. Quitando de algunas raras excepciones en que los dominios salen más caros.

Puedes contratar un buen hosting por el módico precio de 6 euros al mes, con lo que al final del año te costará poco más de 70 euros.

Hosting SSD WordPress

Para la adaptación a la RGPD puedes encontrar diferentes presupuestos, algunos bastante caros, pero si te sirve de orientación yo he adecuado mi web por tan solo 120€ + iva.

Con esta información ya sabes que el desembolso inicial para una web es:

  • 15 euros más o menos del dominio (al año).
  • 72 euros del hosting (anualmente).
  • El coste de la página web (un solo pago).
  • 120 € de la adaptación a la RGPD.

Sin contar los impuestos (iva) hacen un total aproximado de 270 euros, más lo que cuesta la web.

➡ Solo falta añadir a la suma el dato ausente: ¿cuánto vale una página web?

Para resolver la ecuación debemos detenernos a pensar qué necesitaremos de ella, o por lo menos saber para qué la queremos, pues de esto dependerá al final el presupuesto de una página web.

Factores que determinan el precio de una web

Básicamente, el coste de una página web varía en función de las horas dedicadas a ella.

➡ Pero también depende del tipo de sitio web contratado.

En función de los objetivos a alcanzar con la página, serán necesarias más o menos características, prestaciones, secciones, imágenes, formularios, mapas y elementos varios.

Además influye el nivel de personalización.

Por eso, si se usa una plantilla siempre saldrá más barata que encargar una web a medida.

¡Pero ojo!, que las plantillas también se pueden personalizar y mejorar (mucho), por lo que el uso de una plantilla no es condicionante de un precio bajo.

Para que tengas una idea más clara de lo que vale cada tipo de web lo mejor es conocerlas. Te ayudará a decidirte por una de todas y sabrás el precio a pagar por tu página web de una forma más aproximada.

Una página web cuesta una cantidad de dinero u otra muchas veces en función del tipo de web que necesitemos

Precio de una página web en función de su tipo

Realizadas en un lenguaje de programación u en otro, usando gestor de contenidos o no, cabe destacar que para el usuario final el aspecto de todas las páginas web será similar.

Aunque si exploramos sus distintas capacidades y funcionalidades entenderemos sus siferencias.

Las páginas web más demandadas, y que posiblemente coincidan con lo que buscas son:

  • Páginas web presenciales.
  • Blogs personales.
  • Páginas web corporativas.
  • Tiendas Online.
Los precios varían en función del tipo de sitio web Cuéntalo en las redes

Página web presencial

Las web presenciales son páginas web básicas, a modo de catálogo, con las que NO se tiene intención de captar visitas o clientes.

Compuestas de poco texto y unos cuantos apartados, solo están destinadas a figurar en internet.

Los interesados podrán conocer tu dirección, historia, trabajos realizados o calidades ofrecidas en tus servicios, siempre y cuando escriban la URL exacta en el navegador, porque estas webs no suelen figurar entre las primeras páginas de resultados de Google.

Las páginas de más bajo coste son sitios web estáticos con funcionalidad reducida, en los que el contenido apenas varía con el tiempo, y hacen las veces de tarjeta de visita o catálogo Online.

En su versión más económica son páginas realizadas en HTML, en las que los cambios hay que hacerlos directamente sobre el código.

Otras páginas más caras disponen de un panel de control desde el que actualizar contenidos, que raras veces llegarás a dominar, precisamente por la escasa regularidad en las publicaciones de los sitios web presenciales.

Si añades contenido solo de vez en cuando, no recordarás de una vez para otra su funcionamiento, y normalmente necesitarás la intervención de un especialista.

Si estás interesado en esta opción, he visto precios de páginas webs presenciales entre los 150€ al año y los 500€ pagados solo una vez. Aunque dependiendo de tus necesidades o de la tecnología utilizada, pueden resultar algo más caras.

A más funcionalidades tenga una página web presencial más se encarecerá, y tal vez sea el momento de plantearse si lo que se necesita es otro tipo de página web.

Al psolicitar presupuesto de una página web contempla sus prestaciones y asegúrate de que es el tipo de web que necesitas

Blog personal

Contratando un blog personal tu objetivo será dar movimiento a la página (blog) y a su contenido, así que necesitarás de una plataforma autogestionable que te dote de libertad y agilidad para publicar artículos o noticias.

Lo más seguro es que necesites que tus intervenciones en Twitter, Facebook o Instagram se muestren en la web y que tus lectores se suscriban a un Newsletter.

Si lo tuyo son los blogs low cost, tienes plataformas gratuitas como blogger.com o wordpress.com, que aunque con limitaciones, es una forma de tener un blog personal a coste 0€.

Por el contrario, si prefieres invertir en algo más profesional Joomla, Drupal o WordPress serán los gestores de contenidos (CMS) más idóneos para mostrarte al mundo.

Son páginas de mayores prestaciones que las presenciales (aunque muchas no sean visibles), y tienen la ventaja de que el contenido es añadido por el cliente mediante sus publicaciones.

El diseñador web tan solo tendrá que configurar el blog y unas pocas páginas, que normalmente serán de poca complejidad.

Esto hace que el precio de un blog, aunque muy funcional, sea bastante económico, así que puedes encontrar bolgs personales entre 300€ y 450€ como precio base.

Recibe nuevos artículos mensualmente

y aprende más sobre los temas que te interesan directamente desde la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Página web corporativa

Las páginas web corporativas no son más que páginas presenciales dotadas con más secciones y/o funcionalidades.

Con ellas se pretenderá actualizar constantemente el contenido, por ejemplo con los proyectos realizados, y por supuesto trabajar el posicionamiento para captar clientes.

Cada vez es más común, que las páginas corporativas incluyan un blog que les permita actualizar el  contenido a menudo, para ir ampliando mes a mes la cantidad de páginas de su website que compiten por posicionar en Google.

Nuevamente contempla la opción de un gestor de contenidos porque, por un lado abaratan costes, y por otro, facilitan las intervenciones por parte del cliente sin necesidad de recurrir a un profesional.

Tienes páginas web corporativas a partir de 650€, aunque ¡cuidado! porque he visto quien vende webs presenciales como corporativas.

Tienda Online

Las tiendas Online son la suma, o por lo menos una mezcla de todo lo anterior, en la que además tienes la posibilidad de vender productos, y por ello son las páginas web más caras.

En las páginas web de venta Online, el blog se convierte en una herramienta imprescindible para la promoción de productos y la captación de clientes.

Junto con las funcionalidades de otros tipos de páginas web, los e-commerce necesitan pasarelas de pago, la gestión del transporte o la implementación de otras prestaciones exclusivas de estas páginas.

Las tiendas online o e-commerce son las páginas web más caras

Como en el caso de los blogs tienes alternativas de bajo precio, en las que plataformas como Wazala te ceden un espacio (pagando) y no tendrás que montar la tienda desde cero.

Para pocos productos te puede resultar interesante, pero para una tienda Online de verdad, un precio justo es de 1.200€ como precio de partida.

Te recuerdo que el precio de cualquier tipo de página web variará en función de la tecnología utilizada en su desarrollo y de las prestaciones que necesites en ellas.

¿Qué entra en el precio de una página web?

Como bien dice la palabra página web, lo que entra en el precio de una página web es eso mismo, la página web. Ni más ni menos 😉

Un conglomerado de archivos que interpretados por el navegador de tu dispositivo, hacen que veas la página tal y como la ves.

No obstante, no es de extrañar que junto con el diseño web, pidan además que la página aparezca en los primeros resultados de Google.

Volviendo al ejemplo del coche, la persona que desarrolle la página web te facilitará el vehículo. Pero si quieres ganar la carrera, necesitarás buen piloto y un motor acorde a las expectativas.

En tu web un especialista SEO dirigirá las estrategias de posicionamiento y un especialista en marketing tu presencia Online, tras contratar la página web.

Lo mínimo que suele incluir el precio de una web

  • Contratación del dominio y el hosting.
  • Creación de algunas cuentas de correo electrónico.
  • Implementación del certificado SSL, si tu hosting lo permite.
  • Creación de los diferentes apartados.
  • Maquetación de los contenidos.
  • Inserción de textos.
  • Optimización de imágenes.
  • Implementación del formulario de contacto.
  • Vinculación con redes sociales.
  • Creación de las páginas legales.
  • Soporte técnico durante unos días, hasta que te adaptes al funcionamiento de la web, en caso de ser una página autogestionable.

Todos estos servicios podrán verse mejorados previa contratación o , siempre a criterio del diseñador web, para aportar un valor extra a su trabajo.

  • Creación y envío a Google del archivo sitemap.xml, que ayudará a Google indexar y poder posicionar tu web.
  • Creación del archivo robots.txt, que indicará a los motores de búsqueda cómo recorrer tu web.
  • Alta en Google My Bussines, con lo que tu negocio aparecerá en los mapas de Google.
  • Implementación de Google Analytics, para poder hacer un seguimiento de las visitas ¿cuántos han accedido, qué páginas han visitado, a qué hora…?
  • Alta e implementación de Google Search Console, que permite entre otras cosas revisar tu posicionamiento.
  • Creación de vídeo tutoriales para la gestión posterior de la web.
Imagen banner diseño web valencia

¿Hacemos juntos tu

Página web?

Te ofrezco un diseño web y un desarrollo de la página a la medida de tus necesidades.

Solicitar un Presupuesto!

¿Qué NO suele estar incluido en el coste de una página web?

Hay algunas cosas que NO tienen por qué entrar en el precio de una web:

  • Los gastos ocasionados por la compra o transferencia del dominio.
  • El hosting.
  • La redacción de los textos.
  • La creación o compra de imágenes.
  • El diseño del logotipo de la empresa.
  • El diseño de banners u otros elementos gráficos.
  • La redacción de los textos legales RGPD.
  • Varios idiomas.

Algunos de estos servicios Sí podrían incluirse en los costes de la web, siempre y cuando sean pactados por ambas partes antes de la firma del contrato.

Los trabajos de diseño gráfico, copywriting, marketing y SEO no van incluidos en el precio de una web básica Cuéntalo en las redes

¿Puedo abaratar el precio de una web quitando elementos?

Algunos pretenden diseccionar el precio de una web preguntando cuánto vale si le quitamos cosas. O que quieren saber el precio por cada página o foto:

  • ¿Y con 1 página menos?
  • ¿Y Solo con 5 fotos?

Hay quien lo hace, pero opino que es como preguntarle al comercial si te deja el coche más barato quitando la rueda de recambio o los reposacabezas.

Abaratar una web puede suponer quitarle prestaciones

El esfuerzo de elaborar una página web lleva un trabajo mínimo que, a no ser que estemos hablando de muchas secciones, da igual que tengas 9 ó 11 apartados, o que quieras 10 ó 15 imágenes, porque te va a salir por el mismo precio.

Al fin y al cabo no son frutas que se venden a kilo, sino un trabajo a medida. Y una vez en el meollo, a mí me da igual dedicar alguna hora de más con tal de dar un buen servicio al cliente.

Pero si tenemos en cuenta que un factor determinante en el precio de una web es «cómo le pasas la información a la empresa de diseño», tal vez, y solo digo «tal vez», puedas negociar un poco.

Es decir, si le facilitas el logotipo sobre un fondo de color, tardará más en extraerlo que si se lo envías directamente en un archivo vectorial.

O, si le pasas los textos repartidos en varios archivos de Word o incluso por WhatsApp, le costará más estructurarlo que si le envías un esquema con tu visión en un solo correo.

¿Entonces… cuánto vale una página web?

Supongamos que quieres una página web personalizada y un tanto cuidada, con las prestaciones que necesitan la gran mayoría de profesionales o empresas.

No quieres tener que renovarla cada ciertos años y poder ampliarla con el tiempo. Así que te decantas por la opción de WordPress.

Sin obviar lo más importante, que opte a posicionarse en internet para conseguir conversiones y cumplir sus objetivos.

Con esas características, el precio de una página WordPress empieza en los 700€.

E incluye:

  • Contratación del dominio y el hosting en tu nombre.
  • Instalación de WordPress
  • Creación de un child theme personalizable.
  • Implementación del protocolo de seguridad SSL.
  • Creación algunas cuentas de correo electrónico.
  • Creación de los apartados de la web (inicio, nosotros, trabajos, blog, contacto…).
  • Maquetación del contenido.
  • Inserción de los textos facilitados.
  • Instalación de algunos plugins con funciones variadas.
  • Optimización de las imágenes facilitadas.
  • Implementación de un formulario de contacto.
  • Vínculos con tus redes sociales.
  • Páginas de legales en cumplimiento de la RGPD.
  • Sitemap.xml.
  • Robots.txt.
  • Alta en Google My Bussines.
  • Implementación de Google Analytics.
  • Implementación de Google Search Console.
  • Acceso a vídeo tutoriales para puedas gestionar las secciones vivas de la web.
  • Soporte técnico durante unos días si es autogestionable.

Aunque no quita que alguien te las ofrezca más baratas o que varíe dependiendo de tus necesidades.

Precio total de una página web personalizada

Si tu web cumple con los anteriores requisitos, la inversión inicial para una página web será de:

15€ dominio + 72€ hosting + 700€ página web, hacen un total de 785€ más iva, aproximadamente.

Recuerda que a este precio debes añadirle lo que te cueste la implementación a la RGPD.

Una vez publicada tendrás que pagar la renovaciones anuales del dominio y el hosting.

Bajo tu criterio podrás invertir además en el mantenimiento de la misma (muy recomendable), en campañas de SEO, SEM y marketing Online.

Para calcular el precio exacto de una página web debes contar con los gastos de dominio, hosting y desde hace poco, de la adecuación a la RGPD Cuéntalo en las redes

😀 Y ahora que he respondido a tu pregunta, te pregunto yo

¿Cuánto vale tu página web?

Tu página web es una extensión de tu negocio con un potencial al que no se debe restar importancia.

Si tu empresa está en un polígono industrial, alejado de la civilización, seguro que has invertido un dineral en rotular las instalaciones; sabiendo que lo verán muchos más comerciales que clientes.

¿Entonces, por qué escatimar gastos en un medio por el que circulan TODOS esos clientes?

Dejando a un lado los costes económicos de una web, si quieres conseguir algo con ella, lo que más tendrás que invertir en tu página web será tiempo.

¿He respondido a tu pregunta de cuánto vale una página web?

Si te ha gustado comparte

Más sobre el autor

Ernesto Barrachina

Aunque soy escultor y modelista de profesión, a los 40 decidí adaptar mis herramientas de trabajo. Un teclado y un ratón han sustituido a la arcilla, la silicona o al poliéster. Ahora me dedico al diseño web Valencia y el desarrollo de tu página web o de la imagen de tu marca pueden ser nuestro próximo proyecto.

¿Quieres un Diseño Web Valencia?

« Siguiente
Anterior »

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatrorios. Si no los indicas no podrás comentar en el blog.

Responsable de la web: Ernesto Barrachina Rubio (EBWEB) +Info

Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en este blog. +Info

Legitimación: Consentimiento del interesado. +Info

Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. +Info

Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting (proveedor de hosting de EBWEB) fuera de la UE en Otros. Dinahosting está ubicado en la UE, con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Dinahosting.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en ebweb@ebweb.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://ebweb.es, así como consultar mi política de privacidad.