Analizar una página web buscando errores

Cómo analizar una página web de forma global

Ernesto BarrachinaDesarrollo web, Diseño webDeja tu comentario

Analizar una página web buscando errores
4.5 (90%) 6 votos

Alejándome de mi perfil de diseñador web y de los tutoriales a los que te tengo acostumbrado/a, si eres un habitual, hoy cambiaré de registro explicándote cómo analizar una página web buscando errores, para que puedas tenerlos presentes y solucionarlos cuanto antes.

Si esperas una inspección a nivel profundo, aquí no la encontrarás. Lo que haremos será una auditoría web básica, sin herramientas de pago, con el que detectar posibles «anomalías de libro» para conocer el estado general de nuestra web.

Te ofrezco elaborar un análisis web un tanto peculiar, pero que a la vez es el primer análisis que se debería realizar a una página web.

¿Por qué analizar una página web?

Normalmente, lo que se analiza en una página web es su estructura, su usabilidad, la optimización de las palabras clave, si cumple su objetivo, u otras métricas con siglas bastante difíciles de descifrar (ROI, KPI, CTR…). Pero eso llegará más adelante.

¡No pretendamos empezar a construir la casa por el tejado!

Cuando analizo las páginas de mi competencia, para tomarlas como ejemplo y mejorar aspectos de la mía, siempre empiezo con los parámetros que enumeraré a continuación.

También llevo a cabo esta práctica cuando me proponen rediseñar una página web o gestionar alguna existente. Busco aspectos esenciales, que no fueron tomados en cuenta durante la fase de desarrollo, para saber a qué atenerme y qué resolver en primer lugar.

Siguiendo este rápido checklist, descubrirás errores o carencias en la página, si los hay, que entre otras cosas afectarán a esas métricas con siglas, y en definitiva a los objetivos de la página web.

Analizar un problema te ayuda a encontrar una solución

¿En qué consiste analizar una página web?

Una página web tiene infinidad de parámetros revisables y mejorables, y su análisis servirá para recopilar la información necesaria para establecer un diagnóstico con la finalidad de mejorar.

Como te he comentado, se analizan cosas tan raras como los tiempos de carga, los errores de código, la usabilidad, la tasa de rebote, el origen de las visitas, las conversiones… y un interminable etc.

Realmente el análisis de una página web no termina nunca.

Esto bien lo saben aquellos que dedican su tiempo a la analítica web o la consultoría SEO, y nosotros nos meteremos en la piel de uno de ellos durante un rato.

Comenzamos por lo básico, aunque no menos importante.

Realizaremos un análisis superficial pero imprescindible, ya que los puntos que trataremos a continuación forman parte de auditorías mucho más profundas.

Para analizar una página web tan solo hace falta un ordenador, una conexión a internet y la web en cuestión, que si es la tuya, pues la revisamos juntos en un momento.

Sin contar con herramientas especializadas obtendremos el estado general de la página, y sobre todo, conoceremos qué cosas debemos cambiar o mejorar.

Es muy importante analizar una página web para mejorar a todos los niveles

El primero de los análisis que se debería realizar a una web Cuéntalo en las redes

Titular del dominio de una página web

Lo más básico es saber si tu dominio es tuyo.

¿Parece una tontería verdad? 😛

Pues que sepas que no queda muy lejos la época en que el diseñador web te ofrecía un lote con la página, el dominio y el alojamiento, TODO A SU NOMBRE. Así que lo primero es confirmar que este no es nuestro caso.

¿Cómo saber si el titular de un dominio soy yo?

Si está registrado en Europa, este dato era público hasta la entrada en vigor de la normativa RGPD, en Mayo de 2018, y bastaba con introducir el nombre de dominio en páginas como dondominio.com para averiguarlo.

Las cosas evolucionan, y ahora, si el titular del dominio no ha dado el consentimiento expreso para figurar en el directorio Whois, no hay manera de saberlo.

Eso siempre que no seas tú el titular.

En tal caso, solo debes ponerte en contacto con tu hosting para averiguarlo.

¿Y si el dominio de mi página web no está a mi nombre?

Conozco un restaurante en Valencia, en el que el propietario no se preocupó de poner el dominio a su nombre, y el titular acabó siendo el diseñador web que le vendió el lote «dominio, hosting, página web».

Pasado el tiempo, el diseñador desapareció de la faz de la tierra, dejando desatendidos el hosting y el dominio. Vamos, que los dejó sin pagar.

El establecimiento en cuestión se quedó sin página web, ya que no tenían acceso alguno al hosting, ni contraseñas de ningún tipo, dependiendo totalmente del desaparecido.

Asegúrate de que tu dominio está a tu nombre Cuéntalo en las redes

En este caso la solución pasó por la compra, casi dos años después, del mismo nombre de dominio pero terminado en .es (antes usaban .com).

La diosa fortuna quiso que el dominio «nombredelrestaurante.es» estuviera disponible, pero no siempre se tiene tanta suerte.

Si la web es tuya, confirma el titular del dominio al analizar la web

A simple vista puede parecer que no pasa nada, pero el negocio había invertido durante años en tarjetas de visita, menús, cartelería, rotulación de vehículos; en los que aparecía por todas partes el nombre de dominio anterior, y lo más importante, había invertido en posicionamiento.

Hasta entonces escribías «restaurante en Valencia», y ahí aparecía él en primera página.

Conseguir la autoridad y posicionamiento que tenía el dominio anterior, que por supuesto no se pudo redireccionar a tiempo…, esa es otra historia.

Si el dominio de tu página web no está a tu nombre no te preocupes. Se puede cambiar la titularidad del dominio sin ningún problema.

Será algo sencillo, siempre y cuando, el actual titular no se haya dado a la fuga 😥

Recibe nuevos artículos mensualmente

y aprende más sobre los temas que te interesan directamente desde la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

¿En qué hosting está mi web?

Otro dato importante es el hosting en el que está alojada la página web.

La importancia del hosting en el que esté alojada tu página web radica en los tiempos de carga, las caídas en el servicio, la atención al cliente… o cuáles son los websites con los que compartes espacio en el disco que almacena los datos de las webs.

Lo ideal es que el hosting esté localizado en tu país.

Para saber el hosting y la ubicación del mismo puedes acceder a Host Advice, e introducir el dominio en el campo correspondiente.

Cuando analices una web mira de paso en qué hosting se aloja

Si el hosting no te convence, puedes trasladar la página a otro que tenga más prestaciones.

Incluso, si eres de los que tienen el dominio y la web en alojamientos diferentes, puedes realizar una transferencia de dominio y juntarlos en el mismo.

¿Google puede ver mi web?

Otra pregunta tonta 😉

De la indexación de cada página de tu sitio web, dependerá que figures o no en los resultados de las búsquedas. Y Google debe ser capaz de rastrear una web para indexarla.

Puede que por algún extraño motivo, tengas la web bloqueada y solo se pueda acceder a ella a través de la URL (su nombre de dominio) o pulsando sobre los enlaces compartidos en redes sociales.

Para saber si vas a tener opción de salir en los resultados de google necesitas asegurarte de que tu web se está indexando correctamente.

Lo normal es que uses Search Console, pero si no sabes de qué narices te estoy hablando, puedes hacer un site: para tener una cifra aproximada de cuántas URLs tienes indexadas, y por lo menos confirmar que tu web es visible para las arañas del motor de búsqueda.

Entra en google desde tu navegador habitual y escribe:

site:tudominio.es  (o .com, o lo que sea)

Pueden pasar tres cosas:

Encuentres más o menos la suma de las urls de tus categorías, post y páginas, que será lo normal.

Resultados aproximados rastreados por Google al analizar una página web al hacer un site:

Que no exista contenido alguno indexado, con lo que tienes un problema.

Si el dominio no es indexable puede que esté bloqueado por WordPress o por el archivo robots.txt

En este caso seguramente habrá que hacer algunos ajustes para poner solución. De hecho, el propio Google puede decirte dónde está el problema.

Que encuentres miles de URLs que no deberían estar ahí.

Analizar una página web infectada te puede dar un susto

Como en la web de este Ayuntamiento, en la que todas sus URLs apuntan a una tienda de zapatos. Que aunque en la URL ponga zalando, se redirecciona a una página nada fiable.

En este caso el problema es bastante gordo y será mucho más difícil de resolver, por lo que deberás acudir a un especialista cuanto antes.

Mientras no se subsanen los errores, en los dos últimos casos tendrás problemas para figurar en las páginas de resultados, y por tanto, para vender tus servicios o productos.

Imagen banner diseño web valencia

¿Hacemos juntos tu

Página web?

Te ofrezco un diseño web y un desarrollo de la página a la medida de tus necesidades.

Solicitar un Presupuesto!

Revisa que la web no esté duplicada

Existen muchas formas de que dupliquemos parte o toda la web nosotros mismos.

Podemos generar contenido duplicado involuntariamente al crea categorías, post, páginas… pero vamos a centrarnos en la visión global del asunto.

Si no se ha configurado bien el hosting y/o no se ha redireccionado el dominio escrito sin www al que sí las lleva, o al revés, tendremos la web duplicada por completo.

Imaginemos que a nuestra página web se accede con las www delante del dominio. Entonces, ese es su dominio canónico y solo se debe poder acceder a la web desde él.

Tu web debería tener siempre esta dirección en la barra de google, la escribas como la escribas.

http://www.nombredominio.com

Por ejemplo, mi dominio ya puedes escribirlo como quieras:

  • http://ebweb.es
  • http://www.ebweb.es
  • https://ebweb.es
  • https://www.ebweb.es

que siempre se mostrará https://ebweb.es.

Del mismo modo en que tenemos que vigilar el tema de las www, hay que controlar que solo se pueda acceder a la web en su versión https, cuando tengas contratado un protocolo SSL.

Si puedes acceder a tu página con más de una de las posibilidades de escritura del dominio, sin que se redireccione al «principal», tienes la web duplicada por completo.

Y la consiguiente penalización, puesto que Google considera que, al mismo contenido se puede acceder desde direcciones diferentes.

Por cierto, hablando de SSL, si no lo tienes implementado ya estás tardando, porque además de acreditar tu web como sitio seguro, es un factor que tendrá en cuenta Google para posicionarte.

Busca el archivo robots.txt

Una página web está formada por cientos o hasta miles de archivos.

Uno de ellos en concreto, el robots.txt, es el encargado de decirle a las arañas de los motores de búsqueda si queremos que se entretengan rastreando todos los documentos o no.

Este archivo, les bloquea el acceso a algunas carpetas y archivos, para que aprovechen el tiempo de estancia en nuestra web con lo que de verdad importa.

Al analizar una página web hay que buscar el archivo robots.txt

En el caso anterior, en el que hemos hecho el «site:» para ver la indexabilidad de la web, este archivo (entre otras cosas) era el culpable de que la página no pudiera ser rastreada.

Para acceder a este archivo debes escribir la url:

http://www.nombredominio.com/robots.txt

Vigila que el archivo robots tenga este aspecto más o menos. El ejemplo es de una web WordPress.

User-Agent: *
Allow: /wp-content/*/*.jpg
Allow: /wp-content/*/*.png
Allow: /wp-content/*/*.gif
Allow: /wp-content/plugins/*.css
Allow: /wp-content/plugins/*.js
Allow: /wp-content/themes/*.css
Allow: /wp-content/themes/*.js
Allow: /wp-includes/*/*.png
Allow: /wp-includes/*/*.js
Allow: /search-console/
Disallow: /cgi-bin/
Disallow: /wp-content/plugins/
Disallow: /wp-content/themes/
Disallow: /wp-includes/
Disallow: /wp-login/
Disallow: /wp-admin/
Disallow: /?s=
Disallow: /*/*/*/feed.xml
Disallow: /?attachment_id*
Disallow: /*/feed/
Disallow: /*/trackback/
Disallow: /*/attachment/
Disallow: /comments/
Disallow: /xmlrpc.php
Disallow: /tag/*/page/
Disallow: /tag/*/feed
Sitemap: https://www.nombredominio.com/sitemap_index.xml

O por lo menos que no tenga este otro, en el que se bloquea todo el contenido.

User-agent: *
Disallow: / <-- Esto bloquea toda la web

La configuración de este archivo dependerá del tipo de web, de lo que quieras permitir y a quién, lo que no… Así que, si el tuyo no es igual que el del ejemplo tampoco debes preocuparte.

¿La página web tiene un sitemap?

No confundas el sitemap.xml con el sitemap.html.

Un sitemap.xml, es un listado con las páginas, entradas, categorías, etiquetas, porfolios, productos… que forman un web site y que quieres indexar.

Está en un formato que permite a los motores de búsqueda entender la estructura de la web y facilita el recorrido por ella. Mientras que el sitemap.html, solo será una página más, con un listado de páginas indexables y no indexables, legible por personas.

Para saber si tu web dispone de sitemap entra en Google y escribe:

http://www.nombredominio.com/sitemap.xml

Pueden pasar dos cosas:

Que la web nos responda con el típico error 404.

Indicando que la web no dispone del archivo y habrá que crearlo.

Sitemap no encontrado tras analizar una página web

Que se nos muestre una lista con las urls de nuestra página web.

Y en función del generador de sitemaps que hayas usado, será más o menos difícil de entender por la mayoría de seres humanos.

Al analizar una página web encontraremos el sitemap

Si el mapa ha sido generado mediante el plugin Yoast de WordPress, el aspecto será algo así. Un sitemap general a modo de índice, con enlaces a otros sitemaps secundarios.

¿La web está conectada con Google?

Si no antes, una de las tareas más inmediatas a la creación de un sitio web, es darlo de alta en Search Console y Google Analytics.

Con Search Console recibes información variada sobre errores, backlinks, estado de indexación… y por su parte, Analytics ofrece datos sobre las visitas.

Google Analytics, recoge información referente a estas, para que podemos medir desde dónde nos visitan, a qué hora, o cuáles son los artículos que generan mayor tráfico, entre otras muchas opciones.

Conecta la web con analytics para analizar los resultados

Para saber si tenemos la web conectada en Analytics, debemos buscar entre el HTML de la página el código ID de seguimiento que nos proporciona.

Haz click con el botón secundario y click sobre «Ver código fuente de la página».

➡ Busca la cadena de texto “analytics.js”.

Revisa que la página esté conectada con Google Analytics

Si aparece, perfecto 😉

Si no, deberás registrar y conectar la página con Search Console y Google Analytics cuanto antes para no perderte ninguna información a este respecto.

¿Mi página se ve BIEN en móviles?

El último factor que revisaremos para analizar una página web, es su adaptabilidad a móviles.

En la actualidad parece una tontería plantearse esta pregunta. Seguro que tu web es responsive, pero nunca está de más revisar que todos sus elementos lo sean.

Es normal que debamos reajustar el tamaño de las fuentes y de los márgenes, o que los vídeos no se adapten correctamente a estos dispositivos.

Compruébalo encogiendo el navegador para que tome diferentes proporciones.

Durante la auditoría, comprueba que la web es responsive y sus elementos se adaptan a los dispositivos

¡No olvides analizar tu página web!

Ya has visto que analizar una página web a este nivel no es tan complicado, y a cambio facilita información sobre qué cosas que debes resolver.

Algunas podrás solucionarlas tú mismo/a y otras no, pero tendrás un punto por donde empezar.

Te recomiendo que si te han hecho la página web por encargo, sigas estas instrucciones tras la entrega, porque si eres de los de páginas web low cost puedes esperarte lo peor.

Piensa que cuando la inversión para una página web apenas cubre el tiempo de instalación de una plantilla, no puedes exigir que se tengan en cuenta todos estos factores.

Eso sí, siempre estás a tiempo de contratar una revisión posterior de la página, incluso más profunda, que se haga con cariño y por el precio correspondiente.

Tras analizar una página web de forma más genérica, podemos continuar «hasta aburrirnos» revisando otros factores que forman parte de análisis más técnicos. Pero para empezar, con esta información tenemos suficiente para saber a qué nos enfrentamos.

Si te ha gustado comparte

Más sobre el autor

Ernesto Barrachina

Aunque soy escultor y modelista de profesión, a los 40 decidí adaptar mis herramientas de trabajo. Un teclado y un ratón han sustituido a la arcilla, la silicona o al poliéster. Ahora me dedico al diseño web Valencia y el desarrollo de tu página web o de la imagen de tu marca pueden ser nuestro próximo proyecto.

¿Quieres un Diseño Web Valencia?

« Siguiente
Anterior »

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatrorios. Si no los indicas no podrás comentar en el blog.

Responsable de la web: Ernesto Barrachina Rubio (EBWEB) +Info

Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en este blog. +Info

Legitimación: Consentimiento del interesado. +Info

Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. +Info

Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting (proveedor de hosting de EBWEB) fuera de la UE en Otros. Dinahosting está ubicado en la UE, con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Dinahosting.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en ebweb@ebweb.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://ebweb.es, así como consultar mi política de privacidad.